Aula de Fisioterapia.

Trabajando en el gabinete de fisioterapia con propiocepción.

 

La propiocepción es un complejo sistema de receptores y sensores corporales que mantienen informado al cerebro constantemente sobre cuestiones tan variadas como nuestra posición, estado de contracción muscular o equilibrio.

Resulta especialmente útil en enfermedades neurológicas, ya que al estar trabajando sobre receptores nerviosos mejoramos la transmisión de los impulsos al Sistema Nervioso Central.

Son  ejercicios sencillos, que someten a la parte lesionada a pequeñas dificultades de forma progresiva: desequilibrios, ejercicios en superficies inestables o con ojos cerrados, etc. De esta manera reeducamos a nuestros receptores para que vuelvan a transmitir la información de manera correcta.

Se lo pasan bien y se divierten a la vez que están reforzando todo su sistema muscular, y mejoran su autonomía.

 

Mari luz Medina

Fisioterapeuta

C.E.E.E Pueblos Blancos.

clip_image003 clip_image002